lunes, diciembre 08, 2008

Posted by Manuel Mª | File under : , , ,
Electrocardiograma, Ecocardiograma, Holter ECG, Ergometría, Resonancia Magnética Nuclear Cardiaca, TAC Coronario multicorte, Estudio Electrofisiológico, Test de Mesa Basculante, diagnóstico genético, síncope agudo, origen cardiológico y trastorno de repolarización.

Todas estos términos técnicos aparecen juntos en un único artículo de prensa aparecido hace unos días. En concreto en este artículo de El País.

No lo busques en la sección de Ciencia. No lo encontrarás. Es un noticia deportiva.




Un jugador de futbol sufrió un desvanecimiento en un partido. Cuatro semanas después, y tras realizarle toda una serie de pruebas, los médicos que le atendieron concluyeron que debía ser cauto y esperar antes de volver a jugar, pues puede tener problemas cardiacos serios.

¿Cómo llegaron a esa conclusión? Realizando un conjunto de pruebas (a las cuales corresponden todos esos extraños términos) agrupadas en lo que se conoce como protocolo médico, término que también aparece en el artículo y que no es otra cosa que el conjunto de recomendaciones acerca de que pruebas hacer y que tratamientos seguir ante una persona que presenta unos síntomas determinados, con la finalidad de determinar qué le ocurre.


Cuando a un paciente se le realizan una o varias pruebas médicas no se le hacen porque sí , a ver si averiguamos algo. En primer lugar se estudian los síntomas que presenta. Estos síntomas pueden hacer pensar al (o la) médico qué le puede estar pasando al paciente. Es decir, la observación hace que el (o la) médico emitan una hipótesis del problema al que se enfrentan. Después utiliza toda una serie de herramientas (en nuestro caso electrocardiograma, ecocardiograma, Holter ECG, ergometría, Resonancia Magnética Nuclear Cardiaca, TAC coronario multicorte, estudio electrofisiológico y test de Mesa Basculante) que le permitirán confirmar o no su hipotesis.

Si con los datos que les ofrecen estas técnicas, el equipo médico no es capaz de asegurar que le ocurre al paciente, pueden realizar otras pruebas que les ayuden a confirmar o a rechazar su diagnóstico inicial, en cuyo caso deberán proponer una nueva hipótesis sobre la que trabajar.

Por tanto, el equipo médico está utilizando el método científico para investigar qué le ocurre al paciente.


Vale, pero ¿qué le pasa al futbolista?

Según la noticia, tiene algún tipo de problema cardiaco. ¿Y esto necesita que le hagan un diagnóstico genético?

Seguro que recuerdas noticias en las que se hacía referencia a fallecimientos súbitos de deportistas en pleno partido. En alguos casos ese fallecimiento puede deberse a una enfermedad cardiaca denominada "miocardiopatía hipertrófica". Básicamente consiste en que la pared muscular del corazón es más gruesa de lo normal, haciendo que este deba hacer un sobreesfuerzo para impulsar la sangre hacia fuera del corazón, en condiciones normales. Así que imagina el esfuerzo que debería hacer para funcionar en situaciones como un partido de futbol.
En muchas ocasiones esta enfermedad es asintomática, es decir, quien la padece no lo sabe, hasta que no se encuentra en un examen médico.

Si las pruebas tradicionales dejan lugar a alguna duda, se acude al diagnóstico genético, ya que es una enfermedad de origen genético que afecta a varios genes. Si el diagnóstico es positivo, el equipo médico realizará las recomendaciones adecuadas al caso, y el jugador deberá decidir si seguir jugando o cambiar su ritmo de actividad física.


Para comprender una noticia de la sección de deportes hace falta entender algo de ciencia......

1 comentarios: